La Gastronomía desde el punto de vista del cliente

Jueves, 10 Mayo 2012.

La No 20, una cantina ‘nice’

Sin mezclarse con "la prole"

La No 20, una cantina ‘nice’
Publicado en: Polanco / Anzures | Comida Mexicana 1 Comentario

Ir a cenar a La No 20 de jueves a sábado es más difícil que sumar 10 más 10. Es necesario reservar con días de anticipación, una semana de preferencia, pues el lugar se atiborra. Apartar dos semanas antes tampoco es recomendable, porque se les olvida. Eso fue lo que nos pasó.

foto02

Habíamos reservado en la terraza, pero con trabajos pudimos acceder al salón, ante la amnesia de las reservaciones. Ahí comprendimos el por qué del éxito del lugar: es una cantina mexicana pero en versión ‘nice’ para quien no quiere mezclarse con la prole.

foto03

Tardamos poco en comprobar que la comida no es el gancho. Nos habían contado que se comía bien, pero en nuestra experiencia no fue tan maravilloso. Comenzamos con un Aguachile de camarón ($135) que no se pudo comer, pues el crustáceo no venía limpio (traía los intestinos) lo que al estar crudo era bastante desagradable.

foto04

Seguimos con una Ensalada de nopales y jícama ($80) que traía una vinagreta de vino tinto. Un plato sencillo, pero muy bien logrado, en el que los elementos se integraban perfectamente, con el nopal al dente y crujiente, muy fresco y para nada baboso. El aderezo no era invasivo y complementaba de forma ideal.

foto05

El vino que elegimos para cenar fue Mirlo de Sinergi-vt, de Baja California, que es 100% Merlot, pero con uvas de dos valles distintos: el de Guadalupe y el Camino a Ojos Negros. Tenía doce meses en barrica. Era un buen exponente del Merlot producido en México, con mucha fruta y con la estructura que le brinda la madera. Tenía una buena nariz: fruta, madera, especias; congruente en boca, presentaba un cuerpo medio y el alcohol estaba bien integrado. Sólo hubo dos detalles: una ligera nota verde en boca y un dejo de amargor en el retrogusto.

foto06

Al centro pedimos unas Tortitas de Hauhuzontle ($95) con queso de cabra y salsa pasilla. Fue la mejor entrada de toda la noche, la fritura era sutil y la salsa sabrosa. El queso de cabra equilibraba los sabores y el huauhzontle, aunque era casi imperceptible, combinaba bien.

foto07

Por pura gula y por ser un plato que Eva comía mucho en su infancia, ordenamos la Carne seca ($185), que venía servida en una generosa porción con un poco de limón y salsita fresca. El primer bocado fue agradable, tenía una marcada nota ahumada pero era agradable.

foto08

Eva se emocionó y tomó otro trozo, pero para su desgracia éste no estaba seco, sino quemado y sabía muy mal. Entonces comenzó a buscar más carne como la del primer bocado, pero desgraciadamente, casi no había.

foto09

El mesero describió el Chile poblano ($215) relleno de escamoles como “suculento”, así es que Eva lo ordenó. Venía acompañado de un poco de guacamole, y era de buen tamaño. El único problema es que muchos de los escamoles venían quemados y, por lo tanto, estaban un poco chiclosos, lo que quitaba casi todo el encanto que el plato pudiera tener. Pidió que se lo cambiaran.

foto10

El sustituto fue un Chile ancho ($175) relleno de arrachera en cama de frijol con salsa de aguacate. La arrachera estaba bien cocinada, y las salsas eran buenas, el plato en general era bueno, por lo que no hubo réplica alguna.

foto11

Gerardo eligió el Huachinango frito ($365), un monstruo marino que venía deshuesado con hojuelas de ajo y chile de árbol. Recordaba mucho a uno que se comió en el Erawan, de los mismos dueños, y sobre el que escribió: “era el pescado entero, frito, montado en el plato simulando movimiento”. Al igual que aquél, este estaba sobrecocido, con una textura seca y pastosa.

foto12

De postre Eva pidió la Cazuela de almendras ($85) que venía descrito como: crema de almendras, pera, plátano y helado de ron con pasas. Aunque los dos primeros ingredientes brillaban por su ausencia, el postre era sabroso. Simple y muy dulce, pero también muy rico.

foto13

Gerardo se decidió por la Sopa de guayaba ($85) con jamaica y nieve de guanábana, que resultó demasiado intensa y pesada para terminar la cena. La nieve de guanábana, cuyo sabor desaparecía ante la preeminencia de la guayaba, estaba sobre unos biscotes. En la sopa se bañaban unos cuadritos de tofú y hojas de jamaica.

foto14

El servicio fue muy bueno, siempre estuvieron al pendiente de nosotros, y enmendaron todos los detalles que fueron surgiendo, sin quejas. Con todo, la pasamos bien, en un ambiente festivo, relajado y muy “nice” que incluía al señor de los toques eléctricos y los pajaritos de la suerte. Lo único que extrañamos fue el sazón de las viejas cantinas.

 

Recomendación

4.4/5 Rating (9 votos)

Horarios

Lun. a Sáb. de 13:00 a 1:00 hrs.

Dirección

Andrés Bello 10, Col. Polanco Chapultepec

Teléfonos

5281-3524

Mapa de Ubicación

El mapa es sólo una referencia, se indica una ubicación cercana al domicilio del lugar

Artículos Relacionados

Acerca de los Autores

Eva Enciso

Eva Enciso tiene 10 años de experiencia en restaurantes, donde ha pasado por infinidad de funciones. Chef por vocación. Actualmente es Junior Sommelier. Es una amante apasionada de la buena comida y la buena mesa. En 2008 ganó el segundo lugar en el concurso La Mejor Cocinera de la Ciudad de México con su receta Herencia Ancestral.

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Gerardo Jiménez

Gerardo Jiménez Valdés es licenciado en Filosofía por la Universidad de Salamanca, España y tiene un Master en Periodismo por la Escuela de Periodismo El País/ Universidad Autónoma de Madrid. En sus ratos libres escribe cuentos. Uno de ellos, “El Ojo de Bertha”, ganó el premio Casa de América Latina, dentro del concurso de cuento Juan Rulfo, organizado por Radio Francia Internacional, en la edición de 2002.

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Comentarios (1)

  • Gerardo Correa Montero

    Gerardo Correa Montero

    11 Mayo 2012 a las 17:27 | #

    No he ido a esa "Cantina" precisamente por "nice" y cara, pero creo que vale la pena darse una vuelta para conocer en persona ese lugar tan "IN" actualmente.

    responder

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario. Autentificación opcional debajo.